La mansión infernal.

01.10.2021 a las 22:54 hs 210 0



El mal negocio del diablo.



Siguiendo con espíritu modernodel progreso la ley,quiso el diablo alhajar su pobre infiernocon el fausto de un rey.Harto ya de sus muchas peticiones,le ofreció el cielo darde aquello en que más piensan las pasionesun precioso ejemplar.Creyó el diablo que ponen sus deseoscon un ansia sin finel ladrón y el pirata en sus saqueosel héroe en su botín;que, soñando, el que es rico, en su tesoro,prescinde de otro amor;que sólo piensa en sus coronas de oroel que es emperador.
Y un día, en vez de perlas y diamantes,empezó a recibirmuchas hojas de flor, rizos de amantesy poco oro de Ofir.Y siguió recibiendo de ellos y ellasbagatelas de amor,pelos, cartas, retratos... ¡cosas bellas!mas... ¡cosas sin valor!Ser amados y amar es la divisade los hijos de Adán,y el amor de Abelardo y Eloísaes su sabio Alcorán.

Viendo el diablo de tanta frusleríael mísero montón,su sangre se quedó como agua fríay dijo: -¡Maldición!¡Si no hay más que un placer en los placeres,piensa el poeta bien!Son almas hechas carne las mujeres,y los hombres también.¿Dónde está en los humanos corazonesla sublime ambición,si en el alma, esa tromba de pasiones,sólo hay una pasión?-
Por ser el pobre diablo un usurero,se engañó al presumirque consiste tan sólo en el dinerotodo humano sentir.No sabe que es el único adoradoel pecado de amor,y que es el corazón, de ese pecadoúnico autor y actor.El gran negocio, con su astucia toda,lo calculó tan malporque el necio creyó que no está en modael culto a lo ideal.
Y quemando furiosos de ellas y elloslos símbolos de amor,vio exhalar de las flores y cabellos¡humo, sombras y hedor!Y así fue que, aunque siempre aterradora,la mansión infernalera pobre y muy limpia, pera ahora¡es pobre y huele mal!


 RAMÓN DE CAMPOAMOR







Dalia

Puntos: 315


Comentarios (9)


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!