Ahorró toda su vida para alargarse la bija, acabó mal.

15.04.2024 a las 21:47 hs 125 0




Se trata de un hombre de 40 años que ahorró toda su vida para el tratamiento de alargamiento del pene. Sin embargo, algunos problemas derivaron en complicaciones mayores. Los detalles.



Un hombre de 40 años ahorró toda su vida para realizarse una operación de alargamiento del pene. Sin embargo, una serie de complicaciones hicieron que este tratamiento no termine como él esperaba, al tiempo que la Justicia fue quien definió su suerte.

Para conocer más detalles de esta difícil historia tenemos que trasladarnos a la ciudad de Toscana, en Italia, donde ahí vive el protagonista de este relato, de quien solo sabemos que tiene 40 años.

Según precisa el diario local La Repubblica, el hombre ahorró durante mucho tiempo la suma de cinco mil euros (poco más de 4 millones y medio de pesos argentinos) y fue a un cirujano estético para que lleve a cabo el complejo procedimiento de alargamiento del pene.

Luego de que la intervención saliera bien, el protagonista volvió a su casa para hacer reposo. Sin embargo, antes de que se cumpliera el mes, tuvo que volver a ver al médico, ya que aseguró que tenía un malestar físico intenso y constante.

"Ni siquiera cuando dormía se apaciguaba el dolor. Fue una verdadera tortura", sostuvo el hombre, en diálogo con el mencionado periódico local.

Esta situación fue tan solo el comienzo de un calvario. El paciente se vio obligado a someterse a 12 intervenciones quirúrgicas más para poder arreglar la falla inicial. De acuerdo a la investigación, se sometió a dos operaciones de "lipofilling", en las que se transfirió grasa de varias partes de su cuerpo a su pene para ajustar su forma.


Para su desgracia, las mismas no tuvieron el efecto deseado, y tuvo que continuar con las intervenciones. Expertos que estudiaron el caso precisaron durante el juicio, que se llevó a cabo después, que algunos de estos procedimientos fueron hechos con silicona prohibida desde 1993.

Tras varios meses e intervenciones, los genitales del hombre quedaron completamente deformados y sin la posibilidad de ser usados en un acto sexual. Cuando le solicitaron una intervención más, el hombre se negó y llevó la causa a la Justicia.

Quiso agrandarse el pene y terminó en la Justicia

El juicio se llevó a cabo luego de un largo proceso de investigación y de búsqueda de pruebas. Ya en el mismo, el médico acusado se defendió ante el tribunal alegando que el paciente estaba inicialmente satisfecho con el resultado de la operación. Incluso, llegó a mostrar algunos videos que el hombre le había mandado.

Pese a que firmó previamente un formulario de consentimiento, la Justicia lo desestimó y dictaminó que el paciente “no era consciente de los riesgos físicos que corría”, al tiempo que agregó que su satisfacción con el resultado estético de la operación era totalmente irrelevante, porque “era trabajo del profesional sanitario evaluar el éxito del procedimiento”.

Finalmente, el juez ordenó al médico a que pague el 60% de la indemnización (de aproximadamente 165 mil dólares) para el paciente, en tanto que el restante 40% debía ser pagado por las clínicas en donde se llevaron a cabo las intervenciones.

Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!

Puntos: 187


Comentarios (10)


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!