Cuidados para tu cámara

25.06.2014 a las 12:50 hs 660 0

Siguiendo unos consejos para mantener limpia tu cámara, podrás conseguir mejores fotografías, alargar su vida y evitar reparaciones derivadas de un mal uso o cuidado.



He estado viendo un vídeo del servicio técnico de Canon sobre consejos para mantener limpia tu cámara, desde el objetivo al cuerpo, del sensor a las ranuras de la tarjeta de memoria, así como la pantalla y el visor. Son una serie de cuidados para tu cámara, a la que realizando un mínimo mantenimiento puede hacer que te evite llamar al soporte técnico, reparaciones innecesarias por un descuido y así alargar la vida de tu equipo y usarlo con seguridad y confianza.

Tal y como se plantea en el vídeo, y algo que a lo mejor no tenemos en cuenta si no nos fijamos, la suciedad, el polvo, la arena, el agua o el humo pueden dañar el equipo fotográfico y la condiciones de calor o frío extremo, así como la humedad pueden hacer que sufra si no está protegido.

Cuidar tu cámara puede hacer mejorar tu fotografía, porque evitarás imágenes borrosas o con huellas, manchas o marcas indeseadas, que la comunicación entre el cuerpo de la cámara y el flash esté obstruida, mantendrás en correcto funcionamiento las delicadas operaciones del zoom, los botones y diales, así como pantallas táctiles y el visor.

Comprobaciones

Debemos comprobar que el objetivo se puede colocar y quitar en el cuerpo fácilmente, y que el botón de liberación funciona correctamente.
Asegúrate de que los contactos del objetivo están limpios y brillantes.
Comprueba el foco y el zoom, que funcionan correctamente que se mueven de forma contínua y sin problema.
Comprueba todos los diales y botones. Asegúrate de que funcionan correctamente.
La pestaña del flash externo debe estar limpia
El flash integrado debe tener la tensión correcta y estar en perfecto estado y funcionamiento.
Comprueba cómo entra la tarjeta en la ranura y, si es Compact Flash, asegúrate de que la ranura y los pines están limpios y sin obstrucción alguna.

Limpieza

Tener un kit de limpieza formado por brocha, soplador, bayeta de microfibra y líquido limpiador es más que recomendado para mantener en buen estado tu equipo.

Utiliza la brocha para repasar el cuerpo, el objetivo y su cristal. Acuérdate de extender el zoom
Para limpiar el sensor utilizaremos el soplador (que yo siempre he llamado perita). Sacamos el objetivo, configuramos la cámara con el modo de limpieza manual en lugar del automático y le damos al sensor con el soplador con cuidado de no tocarlo. En cuanto hayamos acabado, al apagar la cámara, el sensor ya queda cubierto por el espejo.
Limpia la ranura de la tarjeta de memoria con el soplador.
Limpia el objetivo, el visor y la pantalla LCD con el trapo de microfibra. Si está muy sucio, echa un poco de limpiador en el trapo; es perfecto para eliminar las marcas de huellas o de la grasilla de acercar la cara a la cámara.
Es importante que no utilices productos caseros; aunque lo parezca pueden dañar tu cámara, dejar marcas en el objetivo o estropear el sensor. Ni trapos, ni toallas, ni camisetas, ni cualquier brocha que encontremos, cómprate un kit, que merece la pena y no es caro.

Una vez hemos limpiado la cámara, debemos hacer una foto o vídeo para testear que está todo correcto.

Os dejo el vídeo original donde una chica del servicio técnico de Canon nos da todos estos consejos y nos recomienda, además, cómo colocar la correa correctamente. Está en inglés, pero habla despacito y vocalizando bien. De todas formas, es lo que acabáis de leer.


Link:
Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!



qwerty

Puntos: 300


Disfruta de una navegación privada, segura y rápida con Brave.

Comentarios (3)


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!