Por qué hay tan pocas mujeres en las carreras de informática

11.10.2021 a las 13:45 hs 78 0







Grace Hopper fue una de las programadoras pioneras de Eniac, empresa creadora del primer ordenador programable; Margaret Hamilton codificó el software que hizo posible que el hombre llegara a la Luna; Radia Perlman tuvo un papel esencial para la puesta en marcha de Internet; Frances E. Allen fue la primera mujer que ganó el Premio Turing. Solo son cinco nombres de la larga lista de mujeres programadoras que han dejado su huella en la historia de la tecnología, un sector dominado por hombres. Sin ellas, con mucha probabilidad, el mundo en el que vivimos sería muy diferente.




Según datos de la Comisión Europea, hasta el año 2030 será necesario cubrir más de 1,6 millones de puestos de trabajo en el ámbito de las TIC, con profesionales que proceden de las denominadas carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Para cubrir la cada vez más elevada demanda de profesionales del sector, se necesitan más ingenieras, más programadoras, más científicas... En general, más mujeres que se dediquen a estos ámbitos. Sin embargo, los datos no acompañan, de hecho, son alarmantes. Se calcula que solo 3 de cada 10 mujeres en el mundo estudian carreras STEM. Cifra que desciende hasta el 8% en carreras de Ingeniería y el 3% en aquellas relacionadas con tecnologías de la información.


¿Por qué las mujeres siguen sin interesarse en aprender a programar?
La pregunta que deberíamos hacernos como sociedad es "¿Por qué las mujeres siguen sin interesarse en aprender a programar?". Según el estudio Women in the digital Age, incorporar a más mujeres en empleos digitales tendría un beneficio para la economía de hasta 16 billones de euros anuales para el PIB conjunto de la UE.



"Se necesitan mujeres referentes que acerquen lo apasionante de sus trabajos y su ejemplo para servir de impulso a las generaciones futuras. Si creces escuchando 'esto no es para ti' o 'esto es de chicos', lo acabas interiorizando. Y el mundo tech no es exclusivo de los hombres, no es cuestión de sexo; sino, como todo en esta vida, de conocimientos, actitud y aptitud. Debemos acabar con esas creencias limitantes. La tecnología, la transformación digital es una oportunidad laboral que las mujeres no podemos dejar escapar”, comenta Lula Ballarino, Directora General de Womenalia, una startup que se dedica al desarrollo profesional de las mujeres.



¿Por qué no hay mujeres programadoras? Uno de los principales motivos por los que las mujeres no eligen estudios relacionados con la programación o informática son los estereotipos de género. El ámbito STEM se continúa percibiendo como eminentemente masculino. De hecho, como señala el Libro blanco del desarrollo español de los videojuegos, las tecnologías están social y culturalmente definidas como masculinas y las competencias tecnológicas son entendidas como competencias propias del género masculino.



La recuperación. Los perfiles científicos y tecnológicos resultan esenciales para afrontar las consecuencias de la pandemiaUno de los casos más sonados de discriminación por parte de la Inteligencia Artificial se dio con Amazon hace unos años, cuando tuvo que retirar un software de reclutamiento de trabajadores por discriminar de sus ofertas en puestos técnicos a las mujeres. La razón de este comportamiento se debía simplemente a que el sistema de IA aprendió de los perfiles de solicitantes de empleo en los últimos años, que eran predominantemente masculinos. Por ello, es fundamental contar con una base de datos actualizada, representativa de todos los perfiles y que no esté sesgada, pues de ella se alimentará y aprenderá la IA.



La falta de confianza junto a la escasez de referentes femeninos conocidos también ha contribuido en el poco interés de la mujer en este ámbito. Cuando se habla de ciencia y tecnología, la inmensa mayoría de los referentes que vienen a nuestra memoria son masculinos. La escasa visibilidad de la mujer en áreas STEM provoca poco interés por parte de las niñas en carreras cada vez más demandadas. De hecho, solo un 7% de ellas se ve como científicas en el futuro, según datos de la Iniciativa 11 de Febrero.




Como en muchos otros sectores, el techo de cristal es una realidad para las mujeres. Los problemas de conciliación familiar y laboral y la dificultad a la hora de conseguir financiación para sus proyectos son un impedimento que afecta sobre todo a las mujeres. Esto, no permite a las mujeres llegar a los puestos más altos al mismo nivel que los hombres.




Puntos: 285


Comentarios (5)


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!