RegŪstrate gratis Bienvenido a LaPollaDesertora! Regístrate ahora y accede a todos los contenidos sin restricciones. Seguro te divertirás y conocerás gente nueva!.

Religion, sexo y muerte.....pasa que te cuento



Disfruta de una navegación privada, segura y rápida con Brave.

>> Usa Brave para navegar por la web m√°s r√°pido y en privado <<



A Baltasar Espinosa¬†A¬† los treinta y tres a√Īos le faltaba rendir una materia para graduarse en medicina.


Cuando Daniel, su primo, le propuso veranear en La Colorada¬†en el partido de Jun√≠n, en los √ļltimos d√≠as del mes de marzo de 1928, dijo inmediatamente que s√≠.


¬†El casco de la estancia era grande y un poco abandonado; las dependencias del capataz, que se llamaba Gutre, estaban muy cerca. Los Gutres eran tres: el padre, el hijo, que era singularmente tosco, y una muchacha de incierta paternidad. Eran altos, fuertes.Casi no hablaban. La mujer del capataz hab√≠a muerto hace a√Īos.


A los pocos días, Daniel tuvo que ausentarse a la capital para cerrar una operación de animales. A lo sumo, el negocio le tomaría una semana. Espinosa, que ya estaba un poco harto  de su primo , prefirió quedarse en la estancia, con sus libros de texto. El calor apretaba y ni siquiera la noche traía un alivio. En el alba, los truenos lo despertaron. El viento zamarreaba las casuarinas. Espinosa oyó las primeras gotas y dio gracias a Dios. El aire frío vino de golpe. Esa tarde, el Rio Salado se desbordó.





La lluvia no cejaba; los Gutres, ayudados o incomodados por el pueblero, salvaron buena parte de la hacienda, aunque hubo muchos animales ahogados. Los caminos para llegar a La Colorada eran cuatro: a todos los cubrieron las aguas. Al tercer día, una gotera amenazó la casa del capataz; Espinosa les dio una habitación que quedaba en el fondo, al lado del galpón de las herramientas. La mudanza los fue acercando; comían juntos en el gran comedor. El diálogo resultaba difícil; los Gutres, que sabían tantas cosas en materia de campo, no sabían explicarlas.


¬†Explorando la casa, siempre cercada por las aguas, dio con una Biblia en ingl√©s. En las p√°ginas finales los Guthrie ‚ÄĒtal era su nombre genuino‚ÄĒ hab√≠an dejado escrita su historia. Eran oriundos de Inverness, hab√≠an arribado a este continente, sin duda como peones, a principios del siglo diecinueve, y se hab√≠an cruzado con indios. La cr√≥nica cesaba hacia mil ochocientos setenta y tantos; ya no sab√≠an escribir. Al cabo de unas pocas generaciones hab√≠an olvidado el ingl√©s¬†y el¬†castellano. Carec√≠an de fe, pero en su sangre perduraban, como rastros oscuros, el duro fanatismo del calvinista y las supersticiones del pampa.


¬†Una corderita que la muchacha mimaba y adornaba con una cintita celeste se lastim√≥ con un alambrado de p√ļa. Para parar la sangre, quer√≠an ponerle una telara√Īa; Espinosa la cur√≥ con unas pastillas. La gratitud que esa curaci√≥n despert√≥ no dej√≥ de asombrarlo.




Al principio, había desconfiado de los Gutres y había escondido en uno de sus libros los doscientos cuarenta pesos que llevaba consigo; ahora, ausente el patrón, él había tomado su lugar y daba órdenes tímidas, que eran inmediatamente acatadas. Los Gutres lo seguían por las piezas y por el corredor, como si anduvieran perdidos.
Concluido el Evangelio seg√ļn Marcos, quiso leer otro de los tres que faltaban; el padre le pidi√≥ que repitiera el que ya hab√≠a le√≠do, para entenderlo bien. Espinosa sinti√≥ que eran como ni√Īos a quienes la repetici√≥n les agrada m√°s que la variaci√≥n o la novedad





  El día siguiente comenzó como los anteriores, salvo que el padre habló con Espinosa y le preguntó si Cristo se dejó matar para salvar a todos los hombres. Espinosa, que era libre pensador pero que se vio obligado a justificar lo que les había leído, le contestó:
¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†‚ÄĒS√≠. Para salvar a todos del infierno.
         Gutre le dijo entonces:
¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†‚ÄĒ¬ŅQu√© es el infierno?
¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†‚ÄĒUn lugar bajo tierra donde las √°nimas arder√°n y arder√°n.
¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†‚ÄĒ¬ŅY tambi√©n se salvaron los que clavaron los clavos?
¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†‚ÄĒS√≠ ‚ÄĒreplic√≥ Espinosa cuya teolog√≠a era incierta.


Una noche so√Ī√≥ con el Diluvio, lo cual no es de extra√Īar; los martillazos de la fabricaci√≥n del arca lo despertaron y pens√≥ que acaso eran truenos. En efecto, la lluvia, que hab√≠a amainado, volvi√≥ a recrudecer. El fr√≠o era intenso.


Le dijeron que el temporal había roto el techo del galpón de las herramientas y que iban a mostrárselo cuando estuvieran arregladas las vigas.


El temporal ocurrió un martes. El jueves a la noche lo recordó un golpecito suave en la puerta que, por las dudas, él siempre cerraba con llave. Se levantó y abrió: era la muchacha. En la oscuridad no la vio, pero por los pasos notó que estaba descalza y después, en el lecho, que había venido desde el fondo, desnuda.


No lo abrazó, no dijo una sola palabra; se tendió junto a él y estaba temblando. Era la primera vez que conocía a un hombre.


Cuando se fue, no le dio un beso; Espinosa pensó que ni siquiera sabía cómo se llamaba. Urgido por una íntima razón que no trató de averiguar, juró que en Buenos Aires no le contaría a nadie esa historia.


  Había temido que el capataz le exigiera cuentas de lo ocurrido anoche con su hija.
¬† Despu√©s del almuerzo, le pidieron que releyera los √ļltimos cap√≠tulos de San Marcos

¬†‚ÄĒCristo se dej√≥ matar para salvar a todos los hombres,¬†Para salvar a todos del infierno


Espinosa durmi√≥ una siesta larga, un leve sue√Īo interrumpido por persistentes martillos y por vagas premoniciones. Hacia el atardecer se levant√≥ y sali√≥ al corredor. Dijo como si pensara en voz alta:
¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†‚ÄĒLas aguas est√°n bajas. Ya falta poco.
¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†‚ÄĒYa falta poco ‚ÄĒrepiti√≥ Gutre, como un eco.
    Los tres lo habían seguido. Hincados en el piso de piedra le pidieron la bendición.



Después lo maldijeron, lo escupieron y lo empujaron hasta el fondo. La muchacha lloraba.




Cuando abrieron la puerta, vio el firmamento.
El galpón estaba sin techo; habían arrancado las vigas para construir la Cruz. Su cruz.








YouTube KwXneCUTeuk

 el texto fue resumido y levemente modificado

Sorprendente final!!!! no?





Post Relacionados:

Ciencia y Educacion abogado del diablo
+18Links Putalocura Gang Bang Silvana Sexo duro en Villacerda
DescargaLinks La Pasion De Cristo Full HD1080p Audio Dual Latino-Arameo(20
Textos y libros -Sexo- Para Dummies (pdf)

19 Comentarios

Cargando comentarios espera un momento...
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!