Mohamed Alí muere. Épicas batallas del mas grande

04.06.2016 a las 21:07 hs 723 1

Mohamed Alí muere. Épicas batallas del mas grande


Mohamed Alí, que murió este viernes tres de junio, va a ser recordado como el atleta más excepcional de la historia pues, aparte de sus reconocidas dotes atléticas, fue protagonista de procesos sociales y políticos de amplios alcances.



Aparte de su gran habilidad boxística, Mohamed Alí se resaltaba por su espectacular fluidez verbal que empleaba tanto dentro como fuera del cuadrilátero.



Al triple vencedor del planeta de los pesos pesados le diagnosticaron la enfermedad de Parkinson en mil novecientos ochenta y cuatro, 4 años una vez que abandonase el ring.

Cassius Clay nació en Louisville, en el estado de Kentucky, E.U.. En mil novecientos sesenta y cuatro se transformó al Islam y se cambió de nombre el día siguiente de conseguir su primer título.



La última aparición pública fue en el mes de octubre del año pasado, cuando recibió un homenaje de la gaceta Sports Illustrated.

Sus mayores riñas dentro y fuera del ring

Como acostumbra a ocurrir con los grandes hombres, los apologistas y los opositores de Alí habitúan a interpretar las cosas en formas muy distintas.

Los primeros afirmarán que su contribución primordial fue desgastar el yugo que sostenía a los afroamericanos: el deporte regido por la mafia, la ley y la religión (judeocristiana) de los blancos, la policía y el servicio militar.



Los críticos van a jurar que Alí cambió una mafia por otra (la Nación del Islam) y que no reconoció en su instante el carácter liberador de Martin Luther King, el auténtico vencedor de los derechos civiles afroamericanos.



(Alí se distanció de esta organización radical tras la muerte de Elijah Muhammad para abrazar un islamismo más usual y conciliador.)

"La pelea"

El escritor Norman Mailer, que escribió The Fight, "La pelea", sobre el combate entre Alí y George Foreman en Zaire (ahora República Democrática del Congo) en mil novecientos setenta y cuatro, describe a un hombre considerablemente más interesante y complejo que el "mero" púgil de genio.



Un peleador inteligente, taimado y malévolo. La historia de Mohamed Alí está hecha de estas ironías y contradicciones.

El personaje, por esas cosas de la vida, dejó de ser el joven Apolo, locuaz, violento, para transformarse en un ermitaño sigiloso, mas tuvo la fortuna de que en la memoria colectiva la imagen más perdurable ha sido la del vencedor.

"Flota como mariposa, pica como abeja"

Esta es tal vez su oración más insigne y la que repetía una y otra vez.



La mentó por vez primera ya antes de la primera riña que tuvo contra el entonces vencedor pesado Sony Liston, en mil novecientos sesenta y cuatro, cuando le quitó sorpresivamente la corona.

Se transformó en su leimotiv y describe de manera perfecta su forma de boxear: veloz y ligero de piernas, moviéndose tal y como si flotase, al tiempo que disparaba una ametralladora de golpes no asoladores, mas cuya acumulación por último frustraba y derrotaba al contrincante.



"Yo soy tan veloz que ayer por la noche apagué la luz y me metí en cama antes que el cuarto estuviese obscuro" Más descripciones sobre su espectacular velocidad de su boxeo que agregó a su repertorio de oraciones ya antes de la riña en Zaire, en mil novecientos setenta y cuatro, contra George Foreman, en la que reconquistó el torneo de los pesos completos por segunda vez.

Puede ser una declaración muy exagerada, mas esa velocidad en los puños fue lo que, en parte, le dio la victoria.

No obstante, Alí se sostuvo estático y contra las cuerdas, atrincherado en una guarda cerrada, mientras que George lo estremecía con muy poderosos golpes a los brazos y guantes.




Era una parte de la estrategia. Foreman ya estaba exhausto y frustrado de tanto pegar. De repente Alí, con una andanada de veloces y acertados puñetazos a la cabeza, confundió a George, que perdió el equilibrio y se fue al suelo para el recuento de diez.

La riña llegó a conocerse como "The Rumble in the Jungle" (El rugido en la jungla), en entre las peculiaridades rimas de Alí.

"Soy 'El más grande'"

La expresión la empleó por vez primera ya antes de su primera riña con Liston.

En esa ocasión, tras ganar, asimismo dijo: "Soy el más veloz, el más rudo y el más bonito".
"Afirmé que era 'El más grande', no el más inteligente"




Mohamed Alí reconoció que no fue un enorme estudiante en la escuela, mas con su forma frecuente de darle una perspectiva positiva a una situación, procuró como transformar esa flaqueza académica en un arma a favor suyo.

Muere Cassius Clay, nace Mohamed Alí

El veinticinco de febrero de mil novecientos sesenta y cuatro, Cassius Clay derrotó en la ciudad de Miami al vencedor de los pesos pesados, Sonny Liston. El público no asistió en masa a presenciar el combate pues la victoria de Liston se daba por descontada.




En el séptimo ataque, el vencedor sorprendió a los corredores de apuestas al decidir quedarse en su rincón. Cassius Clay era el nuevo vencedor del planeta.

Al día después, Clay anunció al planeta que era miembro de la Nación del Islam, y que, desde ese instante, su nombre era Mohamed Alí.



Cassius Clay, a su juicio el nombre que simbolizaba la esclavitud de sus antepasados, ya no existía más.

El comentarista Harry Carpenter, quien lo acompañó a lo largo de su carrera, le hizo una apología indiscutible cuando aseveró que, con su alegría, su magia y su estilo incomparable, Mohamed Alí había acuñado su epitafio: "Acá yace el más grande de todos y cada uno de los tiempos".






Puntos: 962


Disfruta de una navegación privada, segura y rápida con Brave.

Comentarios (17)


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!