Cine porno clausurado: daban películas XXX a $ 100

13.05.2016 a las 08:47 hs 840 0

Cine porno clausurado: daban películas XXX a $ 100, entre mugre y encuentros sexuales


Operativo de inspectores porteños

Tuvo su apogeo en los 80. En decadencia, proyectaba filmes en medio de paredes descascaradas, butacas con el tapizado rasgado y olor a humedad.


Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!


Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!


Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!


Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!


Cuando los inspectores entraron a la sala, un cañón imprimía sobre una pared sin pantalla la imagen de un hombre acostado sobre un acolchado amarillo. Desnudo, el plano hacía foco en el pene, una mano en movimiento, un brazo derecho con tatuajes, un torso sin cabeza, todo muy estilo Daniel Osvaldo. Al mismo tiempo, en otras dos salas se exhibían dos películas más. Todo ocurría en el cine ABC de Esmeralda 506. Un icono del cine porno desde los '80, que el miércoles a la madrugada quedó clausurado por falta de higiene y por no tener plan de evacuación. Además, estaba habilitado como teatro independiente.

Esa noche había 10 espectadores, todos hombres. Cuatro habían encontrado pareja, dos tenían sexo cuando el inspector del gobierno de la Ciudad, linterna en mano, los alumbró. Alrededor había paredes negras y butacas rojas con asientos rasgados, manchados con semen añejo, con la madera mordida por el tiempo o por las ratas. Preservativos aún húmedos en el piso. También, asientos de ladrillo y material, descascarados.

Ubicado a metros de Lavalle, el cine ABC empezó como una sala de cruce, donde se proyectaban películas fuera de cartel. "A partir de los ochenta comenzó a orientarse hacia lo sexual, convirtiéndose también en un lugar donde ver striptease. Para esa época, había un show llamado 'Las gatitas con calor se desnudan sin pudor', que no llegaba a mostrar desnudos completos", escribió el periodista Hernán Panessi en su libro Porno Argentino. Es un sommelier de la industria XXX y le dice a Clarín que en su juventud, en el verano de 2011, fue al cine ABC con un amigo. Aún recuerda la boletería de vidrios negros, las escaleras interminables hacia las salas, la oscuridad y la mugre. Entonces, la entrada le costó 25 pesos, hasta ayer salía 100.

Para Panessi y su amigo fue una experiencia de una sola vez. Vio "paredes descascaradas, respiró humedad" y pensó que sólo estaban él y su amigo hasta que una "travesti morocha con marcados rasgos masculinos se dio vuelta y le guiñó un ojo". Tanto lo marcó esa anécdota que también la escribió y hoy lo hace estar en contra de la clausura. "No me parece mala su existencia". Más adultos y ya entrenados en la noche, en los inspectores también había asombro: "El lugar parecía un laberinto y las salas, catacumbas. Todo muy roto, sucio y abandonado".

Siempre outsider, más o menos limpio en el tiempo, el cine ABC también fue sede de la subcultura leather, que incluye a hombres y mujeres que en cuerpos y objetos envueltos en látex o cuero encuentran placer. Más cerca, en 2010, el director Luis Ortega lo usó para hacer la presentación de una película que en el reparto incluía a Joaquín Furriel, Julieta Ortega y Alejandro Urdapilleta. Hasta la semana pasada, ya dentro de la era redes, en grupos de Facebook, el cine se presentaba así:

-¿Qué onda el lugar?

-Tres salas de cine, con "trincheras" para sentarse a ver o gar..., a veces un cuarto oscuro abierto, a veces cerrado.

En definitiva, un lugar donde importaba más el tacto que la visión.

El rey de la polla

Puntos: 546


Comentarios (9)


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!