Fotos de los fans de Slayer en su hábitat natural

24.04.2015 a las 16:46 hs 791 0

Todas las fotos cortesía de Sanna Charles



Mucha gente tiene un gusto pasajero por Slayer y ya. Pero para los que realmente son fans, Slayer es mejor que cualquier banda que escuches, siempre lo ha sido, siempre lo será y te jodes. Al fin y al cabo, la música extrema provoca reacciones extremas.



Los fans originales han sido fieles desde la década de los 80. Los niños que raspaban el logo de la banda en los pupitres de la escuela ahora son los hombres gordos sin playera que gritan "SLAAAAYER" afuera de cada concierto. Pero las filas de los fans siguen y siguen creciendo. Quizá se debe a que lanzan álbumes constantemente y pasan mucho tiempo de gira a pesar de que la banda se formó hace 35 años.



Sanna Charles lleva más de diez años tomando fotografías a los fans de Slayer. Empezó después del intermedio de un festival en 2003 y sigue hasta el día de hoy. Recopiló todas sus fotos en un libro llamado God Listens to Slayer (Dios escucha a Slayer) que 
Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!
 el 17 de abril.









En el spoiler puedes ver la entrevista que realizó la revista Vice

VICE: Hola, Sanna. Empecemos desde el principio, ¿cómo te iniciaste en la fotografía?

Sanna Charles: Todo fue gracias a The Parkinsons, una banda londinense de punk. Fui a una tocada en un bar llamado The Boston Arms [al norte de Londres] y vi al vocalista rodando desnudo en el piso. Había una chica que se encargaba de tomarles fotos pero lo hacía pésimo y supuse que yo podría hacerlo mejor. Así que me volví la fotógrafa oficial de la banda. Después, a la revista Melody Maker le gustaron algunas de mis fotos y así empezó todo.

¿Y cómo empezaste el proyecto de Slayer?

Cuando trabajaba en NME me mandaron al Download Festival en 2002 para tomar fotografías de Slayer. La presentación se pospuso tres horas, hacia un calor infernal y en vez de tocar en un escenario al aire libre, los cambiaron a una carpa más pequeña. El lugar estaba abarrotado y el público se quedó esperando tres horas. Tanto la espera como la presentación fueron increíbles. Los otros fotógrafos se salieron cuando apenas habían tocado tres canciones pero yo me quedé porque el público me tenía fascinada.
Los fans dejaban salir su furia y su agresión y se sentían libres. Estaban apretados en la carpa como gatitos tratando de salir de una tienda de mascotas. Al final saqué tres fotos de los fans saliendo de la tienda como recuerdo. Y en cuanto las revelé, me enamoré perdidamente de una de esas fotos.

Ahí fue cuando decidiste seguir a Slayer por todo el mundo.

Sí. Me dije a mí misma, "Tengo tarjeta de crédito, ¿no? ¿Y si la utilizo? ¿Y si los sigo en toda la gira?" Entonces le propuse a un amigo un recorrido por todo Reino Unido en su auto y pedí asilo en casa de algunos amigos. Al final aceptó. Después dijimos "¿Qué tal si vamos a Noruega o a Finlandia?" Y sí, lo hicimos. Pagué todo con mi tarjeta de crédito. No lo volvería hacer, estoy segura, pero a veces hay que tomar riesgos en la vida.
Fue increíble. Los vi nueve veces y conocí a gente muy divertida. Seguí tomando fotografías de los fans en los festivales europeos. En mi opinión, los fans de Europa son diferentes a los fans de todo el mundo en general, aunque no sé por qué.

¿Cómo son los fans europeos?

Había un fan de Estonia que venía en silla de ruedas y estaba justo frente al escenario. Me contó que perdió su trabajo por ir ver a Slayer porque no le dieron permiso de faltar y decidió mandarlos a la mierda. Le pregunté si le iba a costar mucho trabajo volver a encontrar empleo y respondió: "Sí, será prácticamente imposible". Pero estaba muy feliz de poder ver a Slayer.

¿Viste muchos rostros conocidos en todos los conciertos?

¡Vimos a los mismos revendedores en todo el país! Hasta vimos a uno en Noruega. No teníamos idea de cómo cómo pagó su boleto a Noruega para vender boletos.

¿Han cambiado los fans en estos últimos diez años? 

Creo que sí. El público en los festivales de metal ha cambiado. Se ha hecho más accesible. No sólo el público de Slayer, en sí todo el metal se ha vuelto más accesible. Cada vez hay más fans.

¿Tuviste la oportunidad de fotografiar a la banda?

No. Tenía muchas ganas pero ése no era mi objetivo. En el primer concierto de la gira, el manager nos dijo que si volvía a vernos tomando fotos en los camerinos, nos iba a quitar nuestros pases y nos iba a vetar de la gira. Por eso decidimos no arriesgarnos.

¿La banda ha visto las fotos? 

Les mandé una copia pero no sé si las hayan visto. Uno de sus DVDs en vivo que salió poco después del 2000 incluye una parte extra dedicada a sus fans donde salen gritando "SLAAAAAYER", que es justo lo que no quería que hicieran. Los quería tal como son. Después de que hacían ese grito, trataba de tomarles una foto sin que se dieran cuenta. Quería capturarlos en su estado natural, no como un montón de niños fuera de control.

¿Qué hace que los fans de Slayer sean tan únicos? ¿En qué son diferentes a los fans Metallica? 

La música de Slayer es más extrema que la de Metallica. Slayer se apegó a una fórmula y es justo eso lo que aman los fans. En Helsinki conocí al líder del club de fans de Slayer en Rusia. Se hacía llamar Kerry y tenía los mismos tatuajes que Kerry King [el guitarrista de Slayer] en la cabeza. Era muy amable y su pasión por Slayer era increíble. Pasa lo mismo con Motörhead. Al público le gusta la fórmula. A los fans más jóvenes les gusta porque no hay nada que se le parezca. Además, sus letras no cambian a pesar de que los fans envejecen y adquieren otro estilo de vida. Los fans son eternos porque la música es eterno.

Gracias, Sanna.




[info]SÍGUEME Y NO TE PIERDAS MIS FUTUROS APORTES[/info]

Puntos: 521


Comentarios (10)


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!