Un diplomatico de la Verga.

02.05.2014 a las 04:56 hs 731 0


Hola Chicos, aca les traigo desde poringa la ultima actualizacion de "Las Gorditas como yo comemos penes outlet", historia reales de mujeres que no se encontraron con hombres sino con personas no humanas.
Aca esta el enlace: http://www.poringa.net/posts/relatos/2524420/Un-diplomatico-de-la-Verga.html


Hoy en "Las Gorditas como yo comemos penes outlet" leeremos la historia de Abril.

Como muchas de nosotras, Abril se creo una cuenta en una red social conocida. A esta mujercita le encantan los hombres grandes, los famosos "maduros", alude a una cuestión de estética básicamente, los "que usan mas cremas que la propia mujer" como que se la van secando de a poco. Además, según su experiencia, esa clase de nenes lindos solo salen con muñequitas.

El error de Abril es creer que los hombres grandes "pasaron" ciertas situaciones y tienen eso que se llama delicadeza , entonces se vuelve mas fluido el asunto. Lamento contradecirla, muchas veces tienen mas mambos que un treintañero.

Resulta ser que conoció a Juan en la red social donde se inscribió, unos cincuenta años, lindo hombre, gracioso, trabajaba como traductor de trabajos universitarios, tipo tesis, a varios idiomas, (esto le fascino a la señorita porque ama los idiomas y las comunicaciones), y lo genial para esta mujer era que el había vivido en otros países, España, Rusia, Alemania. Las pruebas de esas vivencias estaban a la vista.

Un par de semanas después, concretaron un encuentro. El lugar, Plaza Italia, en pleno mediodía. Ella llevaba en su mochila un cogollo (es para fumar), ya que el tipo se la daba de gran fumador. Cuando lo ve, se da cuenta de que media unos 20cm menos y como que estaba mas gordito que las fotos que había visto. (Estas mentiras estéticas son las que me bajan las tetas a los talones y me hacen jugar un tiki-taka con ellas).

Cuestión, el aparece con un fajo de dolares, ¿que pensó Abril?, "este esta mentido en la frula", pero no, resulta ser que sus trabajos se pagan en esa moneda. Por ende, para poder invitarla una cerveza tenia que cambiar esos dolares. Terminaron en una joyería que cambiaba ese tipo de dinero. El lugar se notaba que era del año del ñaupa, la galería tenia un deterioro importante, así, como la cara de Moria Casan por las mañanas, y para rematarla, el dueño estaba haciendo un oso tamaño real con pedazos de goma espuma que encontraba en la calle. A todo esto, Juan quiso entablar conversación con el caballero del mostrador, unos cuarenta minutos después le cuenta que Abril estudia arte, entonces le pide consejos para "mejorar ese beio oso" que estaba fabricando.

Ese tipo de momentos, te nace un deseo interior de querer atropellar todos esos mini-cerebros que están adelante tuyo con un hermoso tanque del ejercito.

Llego la hora de la cerveza, ¡al fin!. Una vez en el bar, no solo le elige el lugar donde Abril se tenía que sentar, si no que además se pone a mirar culos por la calle, abiertamente, sin problemas, como si fueran amigos de toda la vida, solo porque ella es bisexual, y su corta mente pensaba que iba a recibir un acompañamiento a todo ese autobombo onanista propio de un pelotudo que no sabe tratar con otro ser humano.

La cerveza se termino, se fueron, y la despedida fue un beso bastante caliente e interesante.

Bien, esta es la primera parte.
Resulta ser que a la semana le escribe de nuevo para verse, pero de noche, entonces Abril pensó: "Si así me beso, cómo debe coger" ... Pasando por alto todo el mar de situaciones vividas anteriormente.

Noche de la cita, el tipo llega ... pero media hora mas tarde, con una sonrisa de oreja a oreja. Arrancamos como queremos. Ella no dijo nada, porque quería coger.

Se sentaron en un banco y empezaron a hablar. Llego el beso, con el el toqueteo, y una forma de manosear las tetas que pondría incomoda hasta a una actriz porno clase A. Abril trataba de evitarlo sutilmente.

Pregunto, ¿tan difícil es saber tocar una maldita teta?, ¿Porque tienen que parecer epilépticos desaforados cuando pueden manosear una?.

En medio de ese franeleo propio de un nene de quince años que el único agujero que vio en su vida fue el del orto del plomero cuando vino a arreglar la cañería de la pileta, aparece un pibe de la calle, con un revolver e intenta robarles.

Abril trata de manejar la situación, porque el señor en cuestión ya tenia todo un container de pañales a su disposición y no pudo reaccionar. Entonces ella le dice al ladrón que se vaya, que tres cuadras atrás ya le habían robado. Pero Juan, le termina dando el celular al caco, y automaticamente una de las lechuzas mensajeras de Harry Potter le trae una carta certificada con el titulo de deficiente mental a cuerda.


Situación concluida, comienzan a caminar nuevamente y terminan en un Burger King.

Con el pedido ya listo, ella nota como ese intelectual adorador del sushi y de la filosofia, se atora la traquea al comer una hamburguesa de veinticuatro pisos, como un camionero devoto de Moyano, al que le faltaba el pete bajo la mesa.
No le alcanzaban ni las servilletas, ni las muelas, ni la mayonesa, para saciar ese apetito, mientras devoraba también el costado humanitario al dar un espectáculo propio de un troglodita de bajos recursos.

A esta altura de la noche, Abril poseía una ira similar a la de Zeus cuando no puede culearse a su hermana y esposa Hera.

De vuelta en la calle, el susodicho la toma entre sus brazos y le come la boca de manera tal que la vagina de Abril fue una represa que reventó, logrando hacerla olvidar de todas esas pequeñas situaciones que atravesaron.

El le pregunta si ella conoce un telo por la zona, Abril no tiene ni idea, entonces Juan le dice que sabe de uno pero es medio "bizarré" (lo pronuncio en francés el forro).

Llegaron al telo, y [email protected] cuando piensa en un telo, por mas económico que sea (porque si vamos al caso, mientras las cucarachas no te caminen por la cama cuando coges esta todo mas que bien), quiere que ese espacio arquitectónico tenga algo de dignidad tanto en su construcción, como en sus habitaciones, sabanas, empleados, y otras yerbas.

Este lugar era como una especie de productora porno y gomeria de barrio al mismo tiempo, tanto por la onda, como por el empapelado de películas triple X tirando a gore. Fino y delicado como yogurt de mortadela.


Abril respiraba, respiraba, respiraba.

Les dan la habitación.Yo creo que si a alguien se le ocurriera filmar "Las 50 Sombras de Gabriel, el verdulero de zona sur" ese hubiese sido un lugar ideal. La pieza en si estaba llena de arneses, esposas, y otros aparatitos en cuestión, con carteles instructivos para usarlos.

Llego a estar en ese sitio y empiezo a mirar para todos lados preguntando si es una joda para el invertebrado de Tinelli.

Saca nuevamente el cogollo de su mochila y comienzan a fumar, tirados en la cama, mirando el techo. El se despoja el pantalón alardeando que no tenia calzoncillos. ¡Tranquilo amable señor que va en camino a la jubilación temprana de los forros sin carácter, yo hoy hice un puré sin grumos y no ando alardeando por ahí!
De pronto, la situación se volvió algo así como "El silencio de los incogibles".

Abril, ya tenía el clítoris como una pasa de uva. Quería coger, lisa y llanamente, entonces trato de activarlo y se sentó encima de el. Pero nada, no había forma de que se le parara. Yo creo que la frustación supero al estress y en ese momento le estaba haciendo el orto con arena y vinagre.

A todo esto, el humilde caballero no permitia que ella se desnudara por completo. Entonces Abril se vuelve a acostar, y el se transforma en un Claudio Maria Dominguez del sexo al comenzar a hablar de amor propio, y que las cosas tienen su tiempo.

No puedo, en serio, no puedo comprender tanta tolerancia solo para coger. No se explica. Abril, tenías que haberte ido al diablo apenas salieron del Burger. Era un neandertal con la primaria incompleta ese imbécil.

En medio de la charla, el le dice que es hermosa.

-Yo no soy hermosa, hermosa es una pibita tipo Barbie, yo soy una mina que tengo cosas para compartir -

El tipo mira por el espejo del techo, le tironea la remera, dejándole la panza al descubierto y le dice

-Bueno, no sos hermosa, pero tu sobrepeso me da el re morbo, por eso me gustas tanto-


¡¡¡Andate bien a la concha de la lora tuerta conchudo!!! ... Las citas que tuvieron fueron una bosta, la hiciste caminar por toda la ciudad para cruzarte con un imberbe ¡que hace un oso con pedazos viejos de goma espuma!, solo para cambiar dolares, ¿no tenías otro momento para cambiarlos verdad?. Te dejaste robar, demostraste que sos un mono con navajas para comer, la llevaste a un telo de peor calaña que el Jardincito Tribilin (es aquel Jardín donde las maestras cagaban a palo a los nenitos), ¡NO SE TE PARO!, y encima te diste el tupe de hablar de amor propio para rematarla diciéndole la barbarie que le dijiste.

Llego a estar ahí y llamo a la CIA, a Mulder, a Scully, a Anabella para contar mi historia en Cronica, y a Polino para que te filme chupandole el culo a Guido Suller mientras se come su pollo con papas.

Tres de la mañana, miércoles, telo desagradable en la loma del orto, y un infeliz que no conoce la capacidad de tacto humano. Bronca, impotencia, y un cartel de pelotuda que le iluminaba hasta los pezones del cerebro.

Se están por ir.

-Che, ¿vamos a coger al final o no? Porque yo pague el telo al pedo- dice el.

¡Cuatro horas estuvieron ahí! ¡Cuatro! ... Mientras tu chota estaba en modo gomosa tirando a muerta, al lado tuyo una mujer buscaba sexo.

Abril se fue, con toda la baja autoestima que puede concebir una femina luego de cruzarse a un retrasado del garche.

Al par de días le manda un mensaje:

"No estoy enojado con vos, sabes? Si querés podemos salir de nuevo y te perdono que no hayamos cogido la vez anterior, si cogemos esta vez"

Tengo una tetas que no te hacer una turca, te crean una europa oriental

Puntos: 710


Disfruta de una navegación privada, segura y rápida con Brave.

Comentarios (16)


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!