Los desertores están desapareciendo de la Tierra

26.11.2014 a las 03:28 hs 773 0



Los animales feos están desapareciendo de la Tierra


Los humanos, como siempre, tenemos la culpa. Pero no de la forma que crees



Digamos que eres @Dios, o Noé, o el científico que va a decidir qué especies en vías de extinción van a superar la amenaza y cuales subsistirán. Baja un rayo del cielo y una voz grave te dice: "Tienes que elegir entre 12 animales". De pronto, ves que el percal se puede dividir en dos grandes grupos: las monadas (como el panda, el koala, el leopardo @dani @fischen ) y los bichos horrendos(el aye-aye, la rata topo y el murciélago de nariz de hoja @gonzaru77 @virgilagos @dracula ).



Vaya dilema. ¿Con cuáles te quedas? Si eliges los animales adorables, el mundo será un lugar más abrazable. Pero, ¿y si tu decisión desencadena una hecatombe ecológica? La revista científica 
Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!
 ha decidido poner en este aprieto a sus lectores para explicar algo que Darwin y Lamarck se dejaron en el tintero: ¿cómo influye la belleza de un animal en su supervivencia?


Al parecer, mucho. Sobre todo si la biodiversidad del planeta se ve amenazada por la misma especie que ha instaurado los vídeos de gatos como bien cultural. Simon Watt, un biólogo británico especializado en evolución, está muy preocupado por la tendencia humana de rescatar a los animales bonitos y olvidar a los menos favorecidos: para ello ha creado la 
Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!
.(Algo asi como la sociedad de pollodesertores feos en general)



Las cifras son alarmantes. De acuerdo con la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza, hay unas 1.200 especies de mamíferos amenazadas en el mundo y unas 300 empiezan a estarlo. Sin embargo, las organizaciones de ecologistas y de conservadores sólo recaudan fondos para unas 80, que son, de largo, las más bonitas, grandes y peludas.

Suricato 1 - Manatí 0






Las especies más amadas recaudan más atención, cariños y estudios, mientras que los animales no carismáticos no pueden competir con estos majestuosos rivales: por ejemplo, entre 1994 y 2008 se realizaron más de 100 estudios sobre el suricato, mientras que el manatí africano se llevó 14.


Este hecho no sólo es un problema para muchos insectos y ratas-topo, sino que demuestra que aplicamos criterios de mercadotecnia a absolutamente todo: nos guiamos por la atracción que nos suscita la imagen de un animal, e incluso la personalidad y los sentimientos que les asociamos por su físico (¿qué nos hace pensar que un panda es más simpático que un aye-aye?). Si duda, Disney y todos los putos gatos podría tener culpa de una hecatombe ecológica políticamente incorrecta.



Pero ojo: los científicos consultados por Nautilus apuntan que la predisposición humana por las monadas tiene que ver con nuestro propio instinto de supervivencia: “La razón por la que nos sentimos tan atraídos por los animales bonitos parece ser el mismo mecanismo que nos impulsa a proteger a nuestros bebés”, explica a Nautilus Janek Lobmaier, psicólogo de la Universidad de Berna, Suiza.

La ternura para sobrevivir


También el zoólogo Konrad Lorenz cree que los animales bonitos comparten varias características con los bebés humanos. Se trata de un proceso llamado 
Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!
: cabeza y ojos grandes, nariz pequeña y barbilla y frente redondas. Este científico apunta que los bebés más monos consiguen mas atenciones de sus progenitores, es decir, usan la ternura para sobrevivir. Sus rasgos impactan en nuestro sistema neuronal y activan una recompensa: ver algo bonito nos resulta físicamente gratificante y, de hecho, muchos de nosotros tratamos a los cachorros como si fueran bebés, e incluso hay quienes sustituyen la descendencia por las mascotas.



Pero hay más: nuestros antepasados percibían a los bebés más achuchables como los más sanos. Los elegían y los protegían en detrimento de los demás para garantizar una buena descendencia. Esta es una mentalidad aún prevalece en algunas sociedades de cazadores-recolectores, donde un labio leporino puede suponer una amenaza para un recién nacido.



Parece ser, además, que la percepción de "lo mono" es intercultural. El biólogo Daniel Frynta pidió a la gente de la República Checa y a algunos habitantes de Papúa Nueva Guinea que valoraran la belleza de seis especies de serpientes, y se encontró con que sus clasificaciones fueron muy similares a pesar de las diferencias culturales.



Una de dos, o empezamos a mirar con otros ojos a los animales feos que aún son importantes para nuestros ecosistemas, o convertiremos nuestra biodiversidad en un zoo cursi y adorable. Y eso sí que sería espeluznante.




Puntos: 582


Disfruta de una navegación privada, segura y rápida con Brave.

Comentarios (17)


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!