12 Grandes de la F1

17.07.2014 a las 19:23 hs 809 0





Juan Manuel Fangio



Cinco veces campeón del mundo con cuatro equipos diferentes. El palmarés del argentino es demoledor. El genio de los 50 logró el entorchado mundial con Alfa Romeo (1951), Mercedes (1954 y 1955), Ferrari (1956) y Maserati (1957), además de dos subcampeonatos en 1950 y 1953. Sus 24 victorias, un 47% de las que corrió, y sus 29 poles, un 57% de las que disputó, le colocan como rey de los números porcentuales. Pero Fangio no solo era número. Y hazañas como la de Nurburgring'57 calan en el espíritu de quien considera a "El Chueco" como el mejor piloto de la historia.



Stirling Moss



El campeón sin corona. Moss es considerado el más grande piloto de la historia que nunca fue campeón. Siempre desafortunado, el británico fue cuatro veces subcampeón y tres veces tercero del mundial. Quizá su más dolorosa derrota fue la sufrida en 1958 a manos del Ferrari de Hawthorn en un último y surrealista Gran Premio de Marruecos disputado un mes y medio después de la penúltima carrera. Allí Moss ganó, pero a Hawthorn le bastó con ser segundo para relegar, por cuarto año consecutivo, a Sir Stirling al subcampeonato. Pese a todo, 16 victorias, 16 poles y la leyenda del campeón sin corona son el aval de quien postula a Moss como el más grande de todos los tiempos.



Jim Clark



Para muchos, el piloto más rápido de la historia. Sus 33 poles, un 46% de las que participó, así lo atestiguan. En poles porcentuales solo Fangio le supera, ni Senna ni Vettel llegan a acercarse al escocés. Eterno piloto de Lotus, equipo con el que corrió toda su carrera, fue dos veces campeón del mundo, la primera en 1963 y la segunda en 1965. Un subcampeonato en 1962 fue el resto de su legado antes de su fatal muerte durante una carrera de Fórmula 2 en Hockenheim, en 1968. 25 victorias se suman al palmarés del llamado "piloto más rápido de la historia". Y para muchos, también el mejor.



Jackie Stewart



El otro gran escocés de la historia, tomó el relevo de los éxitos de Clark justo tras su fallecimiento. Tres veces campeón (1969, 1971 y 1973) el escocés es famoso por su estilo sobrio y sus batallas con Fittipaldi, contra quien peleó en los dos últimos años de su carrera. Al igual que otros campeones, Stewart se retiró con el título de campeón vigente y afectado profundamente por la muerte de su compañero Cevert. Gran trabajador por la seguridad en los circuitos, Jackie logró 27 victorias y tres mundiales en tan solo 99 comparecencias en el Gran Circo. Un argumento contundente para nombrarlo mejor de la historia.



Niki Lauda



La historia de Niki Lauda, ahora más de moda que nunca, es una historia de superación. El austríaco fue campeón con Ferrari en 1975, sufrió un grave accidente en 1976 en Nurburgring mientras lideraba el mundial con mano de hierro. Pese a las fatales quemaduras en su cuerpo, Lauda volvió a las carreras y, pese a perder el mundial de 1976 a manos de Hunt, logró volver a ser campeón en 1977. Dos años después de retiraría, pero ya en la década de los 80 volvió a las carreras con McLaren para ganar un último campeonato del mundo, el de 1984, por solo medio punto de ventaja sobre su compañero Alain Prost. Tres mundiales y 25 victorias de un tipo que, con la cara desfigurada por las quemaduras, se sobrepuso al fuego para ahora ser un digno contendiente a número uno histórico.



Alain Prost



'El Profesor' fue el piloto más cerebral que la Fórmula 1 haya visto. Siempre calculando riesgos, sus cuatro mundiales alcanzan más brillantez cuando se enumeran a sus compañeros de parrilla: Piquet, Lauda, Senna, Mansell, Schumacher... El francés fue capaz de sumar hasta 51 victorias, y lo logró con cuatro equipos diferentes (Renault, McLaren, Ferrari y Williams). Hacer podio en más de la mitad de carreras disputada (un 53%) habla claramente de un piloto que podría tener más palmarés ya que a sus cuatro títulos hay que sumarle cuatro subcampeonatos, algunos de ellos por diferencias irrisorias, como el del 83 o el del 84. Alain Prost, unos números que bien valen ser el mejor de la historia.



Ayrton Senna



Seguramente, el piloto más popular de la historia. Sus duelos con Prost mantuvieron a todo el mundo pegado al televisor mientras batallaban por el campeonato. Especialista a una vuelta, todavía hoy es el segundo piloto con más poles de la historia, 65 (con 40% de efectividad), solo por detrás de Schumacher. Tres veces campeón con McLaren-Honda, nos dejó carreras para el recuerdo como Donnington'93 y polémicas agrias como Suzuka'90. Un ídolo mundial fuera y dentro de la pista que se convirtió en mito el 1 de mayo de 1994 en Imola, donde perdió la vida a los mandos de su recién estrenado Williams. Con el pedal a fondo y liderando la carrera, el único modo del que nos podía dejar el para mucho mejor piloto de todos los tiempos.



Michael Schumacher



El recordman de la Fórmula 1. Resulta casi imposible encontrar una estadística en la que el record en números absolutos no pertenezca a "El Kaiser". Siete mundiales, 91 victorias, 68 poles, 77 vueltas rápidas... y mucha profesionalidad. Uno de los pilotos más dedicados de la historia, pero con la pasión propia de un piloto de Ferrari. Pese al regusto amargo de su última etapa en Mercedes, carreras como Spa'95, España'96, Suzuka'98 o Brasil'06 están en el recuerdo de todos los fans del piloto con mejores números de la historia de la Fórmula 1.



Emerson Fittipaldi



En 1969 viajó a Gran Bretaña para ampliar su aprendizaje y en 1970 fue piloto en la escudería Lotus. Logró éxito en el calendario de carreras europeas, y en 1972 fue el piloto más joven en proclamarse campeón del Mundo de Fórmula 1.
En el año 1973 quedó segundo, volviendo a ser campeón en 1974. Mantuvo su propio equipo de Fórmula 1 durante varios años y se retiró de las carreras profesionales en 1980 para dedicarse a su negocio de cultivo de naranjas. A inicios de los ochenta volvió a pilotar en Brasil, y en 1984 pasó a las carreras del circuito CART. Ganador del Mundial de pilotos de Fórmula 1 en 1972 y 1974 y de las 500 millas de Indianápolis, la carrera más prestigiosa de la fórmula Indy, en 1990 y 1993, así como del Campeonato del Auto Racing Teams (CART) en 1989.



Mika Hakkinen



Con el apoyo de Keke Rosberg, su manager, entra en Lotus al lado de Johnny Herbert. En 1992 Lotus siguió contando con Hakkinen y Herbert para defender sus colores en pista. Para 1993 recibe la oferta de Dennis y McLaren para ocupar el puesto de piloto probador. Mika pilotó en las ultimas tres carreras de la temporada sustituyendo a Mario Andretti. En su regreso Hakkinen consiguió incluso marcar mejor tiempo en la parrilla que su jefe de filas Ayrton Senna. Un cuarto puesto final en la siguiente carrera de Japón y su contrato de segundo piloto de McLaren para 1994 era un hecho. Con 26 puntos al final del campeonato, lo que le suponía un cuarto puesto en la clasificación de pilotos y un segundo puesto en Bélgica Hakkinen seguía escalando peldaños. En el campeonato de 1996 transcurre entre altibajo, sin nunca poder optar a la victoria pero estando habitualmente por delante de su nuevo compañero D. Coulthard. La temporada 1997 comenzó para Mika con un lugar en el podio, pero tras este buen resultado su puntuación pareció comenzar una inquietante cuenta atrás 4, 3, 2, 1, 0 puntos.
Su consagración llegó en el año 1998. Con ocho victorias y dos segundos puestos Mika consigue el primer título Mundial de F-1, muy ayudado por su fantástico Mp 4/13 motorizado Mercedes.



Fernando Alonso



Para algunos, la versión 2.0 de Alain Prost. Un piloto calculador pero rápido, y capaz de solventar el déficit en lluvia que si tenía "El Profesor". Dos veces campeón del mundo con Renault (2005 y 2006), sus números también entran en valor al conocer el nombre de sus rivales: Schumacher, Raikkonen, Button, Hamilton, Vettel... Sus grandes avales en esta disputa son los mundiales de 2010 y, sobretodo, de 2012, en los que se quedó a apenas unos puntos de ser campeón frente a un coche notoriamente superior como el Red Bull. 32 victorias en tres equipos distintos (Renault, McLaren y Ferrari), 94 podios (con un 44% de efectividad), el reciente y polémico record de puntos (1571) y especialmente la fama de ser un piloto que se sobrepone a las deficiencias de su coche son las acreditaciones de Alonso para ser el mejor piloto de la historia.



Sebastian Vettel



El dominador actual de la Fórmula 1. El alemán acaba de sumar su cuarto título de campeón del mundo consecutivo en el 2013, algo solo hecho antes por Fangio y Schumacher. Su velocidad a una vuelta es bestial, como muestran sus 42 poles, un 36% de sus participaciones, que le sitúan como tercero en números absolutos en este ranking. Con 35 victorias, la primera de su vida, en Monza en lluvia y con un Toro Rosso, sigue siendo la más recordada. Sus duelos por el campeonato con Alonso y sus batallas internas con Webber son lo más representativo de un piloto que, junto a su coche, está dominando con mano de hierro los últimos años de la Fórmula 1.

\\\
\
vendo panchos

Puntos: 520


Comentarios (11)


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!