Arte urbano - Martín Ron

19.11.2020 a las 09:53 hs 196 0

Seguro que viste un Tevez enorme atrás de la cancha de Boca, o un luchador de Sumo en
Palermo, o una alegoría al atentado de la Amia en el Hospital de
Clínicas. O ahora, cuando pasás por debajo de la General Paz, ya no ves
puentes grises y decadentes, sino un entramado de líneas y colores.
Detalles que nos hacen la vida urbana un tanto más llevadera.


Los primeros pasos en este pequeño gran acto revolucionario que es embellecer paredes, fue
allá por el año 2000. Eran tiempos en que no había redes sociales, y el
arte urbano llegaba en cadenas de mail, attacheado en power points. Así,
se fue contactando y conociendo artistas alrededor del mundo. El arte
urbano, señala Ron, tiene que ver con “genenar una contracultura, hacer las cosas difererentes”.  




La Boca, Caseros, Palermo, Villa Urquiza, Fuerte Apache. Londres. Moscú o Miami. El
Hospital de Clínicas, el puerto de Buenos Aires y el subte. Un festival
de música en Bélgica. En cualquiera de estos lugares, y tantos más,
podemos cruzarnos con los trazos hiperrealistas, en 3D y los colores
saturados, el sello de autor, del artista visual y callejero Martín Ron, nacido hace 39 años en Caseros, provincia de Buenos Aires, y considerado uno de los mejores del mundo 
¿Cómo se banca un artista callejero?–Hay coleccionistas que compran obras, murales para hacer en oficinas, corporaciones, locales comerciales. Pero lo que más legitima a
los artistas son los festivales internacionales, la puesta en valor de
una ciudad, que es bancada por ONGs, gobiernos o aportes privados. Se
invita a referentes de diferentes partes del mundo a pintar, y llega el
turismo a ver que pasa. Se genera desarrollo estético que potencia a la
ciudad, un desarrollo inmobiliario con focos y circuitos turísticos, un
museo a cielo abierto. Se crean nuevos circuitos, como Wynwood en Miami,
un barrio olvidado que hoy es el más cool.


–¿Cómo es tu proceso creativo? ¿Qué cosas te inspiran? –La Inspiración parece que llega como un rayo que dice hoy voy a pintar esto y aquello, pero el proceso crativo es un movimiento
constante. Como en cualquier disiplina, uno va generando situaciones en
el hacer, y en ese hacer vas escarbando, encontrando. No es que yo
pienso en determinada propuesta y voy a buscar la pared. Voy caminando,
veo la pared, conecto con la pared, y la propia experiencia hace que
haga un recorrido. Transito el barrio, y más o menos sé por donde ir.
Ahí digo: acá puede funcionar algo de gran impacto, una gran figura, y
empiezo a trabajar desde esa primera impresión que evoque eso que me
pasó en ese flash.

¿Qué consejos darías a los que están arrancando?–El mejor consejo para pintar un mural es conectarse con la pared. Hay algo simbólico, porque sí o sí hay que darle la espalda a todo lo
que está atrás. Hoy, por las redes, hay mucha saturación de información,
de hacer algo y ser alguien rápido. Pero eso te saca del camino, querés
acelerar y estás arando en barro. Hay que desconectarse y conectarse
con lo que a uno le gusta, el resto aparece por añadidura. El que le
guste pintar que pinte, y si le gusta que lo haga con la disciplina de
hacer algo de calidad, una propuesta que supere el nivel, que no sea
algo más. Constancia, disciplina y autocrítica.





GRACIAS POR PASAR!!!






Fuente: https://elplanetaurbano.com/2020/11/martin-ron-el-alquimista-de-las-paredes

Puntos: 295


Disfruta de una navegación privada, segura y rápida con Brave.

Comentarios (6)


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!