Milo Manara

10.05.2020 a las 18:25 hs 209 0

Manara ha dibujado centenares, miles de cuerpos femeninos a lo largo de su carrera, pero en el fondo las diez mil mujeres de Manara son una sola hembra imponente repetida sin cesar: morena o pelirroja, con pelo rizado o larga melena, pero siempre con mirada pícara e intensa, húmedos labios, pechos bien formados (no antinaturalmente grandes como suele ocurrir en la historieta erótica), piernas inacabables y, sobre todo, los mejores culos femeninos de la historia de la ilustración.



Milo Manara es el pseudónimo del historietista italiano Maurilio Manara, 12 de septiembre de 1945. Es considerado maestro indiscutible del cómic erótico, ​gracias a obras como "HP y Giuseppe Bergman", "El Clic" y "El perfume del invisible".
12 de septiembre de 1945 (edad 74 años)


Mi conspiranoica pareja me sugirió que ese retrato de la mujer manariana no se correspondía sólo con un ideal femenino genérico, sino también con una mujer real, un inaccesible amor platónico, una paciente cero que en algún momento contagió a Manara una visión de la femineidad que idealizaría y reflejaría una y mil veces en todas y cada una de sus obras bajo diferentes disfraces.


“En la niñez dibujaba caballos y casas, pero en la adolescencia descubrí a las mujeres. Yo creo que ni siquiera logro mostrar toda la belleza que tienen. Hay muchas aún más lindas que las que yo dibujo”

«El sexo es un componente determinante de la cultura. Cuando vives plenamente tu sexualidad, rompes con el embrutecimiento social”



"Nos han dicho que el sexo y el erotismo son algo malo y que ver cómo alguien le quita la vida a otro con un arma es lo aceptable"



SensualitArs. En sus 44 páginas dibujadas mezclando estilos y materiales (óleo, carboncillo, acuarela) homenajea a las mujeres que sirvieron de inspiración y modelo a pintores y dibujantes a lo largo de la historia, desde el primer cavernícola que 
Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!
. En cierto modo es un cursillo acelerado de Historia del Arte: aparecen 
Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!
 con Filipo Lippi, la Fornarina de Rafael, la 
Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!
, la amante-modelo-criada 
Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!
 que trajo de cabeza a Rembrandt


Todas ellas vistas desde una perspectiva original y a menudo irónica, como en los preparativos del 
Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!
 de Manet, la 
Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!
 de la Dánae de Klimt o la expresión embobada de Courbet 
Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!
 del que nacerá el Origen del Mundo. Mi plancha favorita en cuanto a calidad del dibujo y erotomanía del resultado es la del pintor griego Apeles retratando a 
Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!
, la amante de Alejandro Magno. La versión manariana del momentazo en que pintor y modelo caen rendidamente enamorados es una escena de una extraña belleza

El Clic de Manara utiliza como MacGuffin un artefacto parecido, aunque omitiendo misericordiosamente cualquier referencia a esfínteres laxos. En el primer volumen, un tipo untuoso llamado Fez (!), secuestra a una joven hermosa pero pelín frígida llamada Claudia Cristiani y le implanta un aparatito en el cerebro que emite pulsos eléctricos capaces de convertirla en ninfómana. A partir de ahí empiezan una serie de malentendidos lúbricos tan previsibles, irrelevantes y (en ocasiones) ponedores como las escenas de una peli porno softcore.

 
Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!
 erótico: en la deliciosa historia breve Piercing, por ejemplo, o cuando ilustró el relato corto de Jean-Pierre Enard El arte del azote, sacando partido de su habilidad sobrenatural para retratar preciosos culos femeninos. El resultado es notable pero no magnífico: de Enard resulta mucho más divertido y lujurioso Cuentos para enrojecer a caperucitas, y en cuanto a azotes, sin duda es mejor el Elogio de la azotaina de Jacques Serguine.

El erotismo está mal visto en una sociedad que rinde culto a la violencia






GRACIAS POR PASAR!!!


fuente 
Para poder ver los links necesitas estar Registrado . O.. ya tienes cuenta? Logueate!


Puntos: 505


Comentarios (10)


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!